Buscar
  • Bio Force México

HIDRATACIÓN ADECUADA



Tu cuerpo está compuesto por un 60% de agua lo cual es increíble cuando te detienes a pensar en este hecho. Durante todo el día pierdes agua constantemente al sudar e ir al baño, y ésta debe reponerse para mantener a tu cuerpo en buen estado de funcionamiento.


La sed es un síntoma tardío de deshidratación en nuestro organismo.



¿Cuánta agua debo beber para mantenerme hidratado?


La recomendación general es beber la mitad de tu peso corporal en onzas de agua. Una vez que alcanzas ese mínimo, tu cuerpo puede beneficiarse aún más al consumir más agua. La clave es hacer el esfuerzo de beber agua cuando uno no siente sed.



¿Más agua = más pérdida de grasa?


Sí, es probable que beber más agua facilite resultados de pérdida de grasa más rápidos. Esto se debe principalmente a dos factores:


1. Un aumento en el metabolismo: los estudios demuestran que beber agua estimula temporalmente el metabolismo durante una hora más o menos. Beber agua fría aumentará aún más tu metabolismo. Esto significa más calorías quemadas y más gramos perdidos.


2. Reducción del apetito: mantenerse adecuadamente hidratado ayuda a reducir los signos de deshidratación que a menudo se confunden con el hambre. También es una estrategia viable beber un vaso lleno de agua inmediatamente antes de una comida para reducir la ingesta de calorías de esa comida, lo que lleva a una menor ingesta total de calorías durante el día.



Es importante hidratarse antes, durante y después del ejercicio. En términos generales es recomendable beber 500 ml dos horas antes del ejercicio, entre 100-150 ml cada 15-20 minutos durante el ejercicio y 500 ml después del ejercicio.


Existen factores como la temperatura ambiental, o la intensidad del ejercicio realizado, que influirán sobre el tipo de hidratación que debemos elegir para cada ocasión. Cuando se trata de ejercicios prolongados, a bajas temperaturas y donde no se transpira demasiado, se recomiendan las bebidas deportivas hipertónicas ya que tienen componentes como agua, hidratos de carbono y electrolitos.



Si se realizan ejercicios intensos en ambientes calurosos y con alto nivel de sudoración, se deben consumir las bebidas isotónicas que contienen azúcar y sales de rehidratación. Tomar una bebida isotónica ayuda a reponer líquidos y energía, retrasando la fatiga y evitando calambres.



Mantente en forma con #BioForce



El gimnasio para casa No.1 en el mundo.


40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo